Famisanar

Nosotros teníamos que hacer que los millones de personas que viven en este país sujetos a lo poco que les da su EPS sintieran que ellos también tienen derecho a enfermarse sin miedo. Y es que, qué papá no quisiera poder dormir tranquilo sabiendo que a sus hijos no les va a faltar nada. Qué esposo no quisiera ser el que le dice a su esposa: todo está bien. Entonces por qué no mostrarles que ellos pueden. Por qué no hacer una campaña que les haga darse cuenta que Famisanar planeó todo, absolutamente todo para que los que hasta ahora sentían que les tocaba conformarse, tenían derecho a decir: Yo también puedo.